BuscadorBuscador de inmuebles
Búsqueda por mapa ¿PREFIERES BUSCAR POR MAPA?

Noticias

LAS MASCOTAS Y SU REPERCUSIÓN EN UN CONTRATO DE ALQUILER
Si la prohibición de tenencia de mascotas está expresamente prevista en el contrato, si no se cumple, es una causa resolutiva del contrato.

El contrato de arrendamiento está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Sin embargo, no dispone nada respecto a la tenencia de mascotas en las viviendas arrendadas y deja esta cuestión a cláusulas libremente pactadas por las partes en el contrato, en virtud del artículo 4.2 de la LAU. La presencia de animales en los pisos alquilados suele ser una cuestión conflictiva entre arrendadores y arrendatarios y habrá que tener en cuenta el artículo 1091 del Código Civil, según el cual las obligaciones nacidas de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes. 

“El incumplimiento por cualquiera de las partes de las obligaciones resultantes del contrato, tal como señala el artículo 27 de la LAU, da derecho a la otra parte a exigir el cumplimiento de la obligación o bien promover la resolución del contrato, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1124 del Código Civil.” Esto significa que incumplir la referida cláusula contenida en el contrato por parte del arrendatario, le otorga la posibilidad de exigir el cumplimiento de las obligaciones asumidas por el inquino en el contrato o solicitar la resolución del mismo.

Así lo han venido entendiendo los jueces, apreciando que en los casos en que se prohíbe taxativamente la tenencia de animales domésticos en la vivienda arrendada, concurre una causa resolutoria por incumplimiento de la obligación contenida en el contrato.


enviando
 
 
Si desea más información sobre este inmueble llámenos al TEL. 653 937 069 ó bien rellene el siguiente formulario: