BuscadorBuscador de inmuebles
Búsqueda por mapa ¿PREFIERES BUSCAR POR MAPA?

Noticias

Motivos por los que nos da miedo vender...
Vender nuestra casa es una decisión difícil. Tiene implicaciones económicas, emocionales....

El momento actual no es bueno para vender, generalmente el que lo hace es porque lo necesita. A pesar de que exista esa necesidad de vender y aunque las operaciones de compraventa se han animado, desprenderse de una vivienda puede convertirse en una de las decisiones más difíciles y estresantes de nuestra vida, pues conlleva implicación no solo económica, sino también emocionales, y podemos sentirnos tentados a salir huyendo. Los miedos más frecuentes son... 

1.- ¿Y si no consigo vender mi casa?

Es la principal preocupación de la mayoría de los vendedores, especialmente si necesitan el dinero. Resulta de gran ayuda conocer de antemano tanto el precio que podemos obtener por la vivienda y las condiciones en que se puede vender.

Es importante estudiar el mercado, pues el mercado residencial español es muy heterogéneo. La búsqueda en portales inmobiliarios puede ser útil aunque, sin duda, quienes conocen a la perfección la temperatura del mercado local son las agencias inmobiliarias.  

Es recomendable plantearse la venta con antelación y recurrir a un profesional para establecer un plan de venta, pues podemos tardar entre seis o nueve meses en conseguir una oferta.  

2.- Vender mi casa me llevará mucho tiempo

A muchos vendedores les apena vender y piensan que tendrán que invertir mucho tiempo y esfuerzo para conseguir compradores. Todavía son muchos los propietarios que ponen a la venta su vivienda sin haberla puesto a punto.

Si anunciamos nuestra vivienda en una web inmobiliaria y recibimos muy pocas llamadas, nos hemos equivocado con el precio, pues a los potenciales compradores les parece caro. Si por el contrario recibimos muchas llamadas, vamos por el buen camino y es el momento de colgar el cartel de 'se vende'. Si lo hacemos antes y un potencial comprador nos llama y le parece caro, lo tachará de su lista y probablemente no nos volverá a llamar.

No basta con subir un anuncio a portales inmobiliarios o colgar el cartel. Las viviendas tienen que entrar por los ojos de los potenciales compradores... llamar su atención

Muchas viviendas necesitan un buen lavado de cara. Cuanto más tiempo y dinero gaste en preparar su vivienda para la venta, mayor será el dinero que puede sacar por ella. Con muy poco dinero se pueden conseguir grandes resultados.

3.- No conseguiré vender a tiempo

Un cambio de ciudad por trabajo, la muerte de un familiar o un divorcio nos pueden obligar a vender en tiempo record y esto suele generar ansiedad en los vendedores. Si le urge vender, ha de ser más barato que la competencia y tener la vivienda en buenas condiciones. 

4.- La agencia quiere vender demasiado barato

Cuando decidimos vender nuestra casa y ponernos en manos de una agencia inmobiliaria, esta debe ser siempre transparente con el cliente a la hora de fijar la estrategia de venta de su vivienda. No nos debería sorprender una rebaja en el precio ni tampoco que en apenas dos días en el mercado empecemos a recibir ofertas. Podemos llegar a pensar que estamos vendiendo muy barato.

Si no se fía de su agente inmobiliario, busque otro. Si no está de acuerdo con el precio que fijan para su casa pero escucha lo mismo de todas las agencias, puede ser una señal de que no está siendo realista. Abra los ojos, su vivienda vale menos de lo que pensaba. 

5.- Me incomoda enseñar mi casa a extraños

Para vender su casa ha de estar dispuesto a mostrarla a desconocidos. Para mantener su privacidad, quite sus cosas personales y guarde las cosas de valor... Aunque es importante tener la casa arreglada decorada para las visitas, suele ser mejor hacerlo e incluso vaciar la casa para su venta. 


enviando
 
 
Si desea más información sobre este inmueble llámenos al TEL. 965 125 113 ó bien rellene el siguiente formulario: