BuscadorBuscador de inmuebles
Búsqueda por mapa ¿PREFIERES BUSCAR POR MAPA?

Noticias

GASTOS QUE DEBEN ASUMIR ARRENDADOR Y ARRENDATARIO.
El mercado del alquiler vive un momento de máxima efervescencia y muchos contratos se cierran en cuestión de horas. A grandes rasgos estos son los gastos que deben asumir arrendador (casero) o arrendatario (inquilino) salvo que el contrato de alquiler se

Gastos que debe asumir el Arrendador:

1.- Alta de suministros (luz, agua, gas...)

2.- IBI.- Ojo: se suelen repercutir al inquilino gastos de comunidad e IBI fraccionado, incluso se le obliga a contratar un seguro de responsabilidad civil de la vivienda arrendada. Cuidado con los contratos de renta antigua. El arrendador puede repercutir al inquilino el IBI y tasa de basuras. Incluso lo puede desahuciar si no lo paga, tal y como dictaminó el propio Tribunal Supremo (para arrendamientos regidos por la Ley de 1964).

3.- Comunidad de vecinos (cuota y derramas).

4.- Si hay seguro, ha de ser de continente, contenido y seguros de mantenimiento (por ejemplo, de la caldera).

5.- Averías, reparaciones o desperfectos superiores a 150 euros por desgaste habitual o paso del tiempo. Si el causante de tener que realizar la reparación ha sido el inquilino, debe pagarlo el (ej. averías de la lavadora o de la la caldera). Solo se libra de esto cuando es una avería mínima (un piloto, un filtro...).

6.- Reparaciones para que la vivienda cumpla requisitos necesarios para su habitabilidad, tal y como contempla la LAU..- Incluye arreglo, renovación o sustitución parcial de alguno de los elementos componentes de instalaciones de conducción de agua y desagüe, mantenimiento y conservación del techo de la casa, suelos, paredes y chimeneas...)

Gastos que debe asumir el Arrendatario

1.- Renta mensual (por obvio que parezca).

2.- Gasto de suministros: agua, luz, gas, teléfono, conexión a internet...

3.- Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP).

4.- Tasa de basuras.- Es quién habita la vivienda quieb se beneficia del servicio de recogida de basuras.

5.- Mantenimiento habitual de la vivienda (pequeñas reparaciones).

6.- En caso de tener seguro, seguro de contenido y de responsabilidad civil a terceros.

7.- Denuncias por conductas inapropiadas o ruidos.

8.- Daños que él o sus visitas causen a la vivienda alquilada (como un cristal roto).

9.- Averías o reparaciones que impliquen gastos menores a 150 euros por el uso cotidiano del piso (cambiar una bombilla, arreglar la cadena del baño, la correa de la persiana, etc.)

Para evitar enfrentamientos innecesarios y desagradables sorpresas, los expertos recomiendan a ambas partes contratar algún tipo de seguro o contratos de reparaciones en el hogar que cubran imprevistos y evitar grandes desembolsos de dinero.

Es muy importante leer y comprender todo el contrato antes de firmarlo porque determinará la relación con entre arrendador y arrendatario. La mayoría de contratos de arrendamiento se rigen por los mismos principios, por lo que cualquier variación que se quisiera implementar en el mismo debería hacerse constar de la manera oportuna. Ante situaciones de conflicto lo que nunca se debe hacer es dejar de pagar el alquiler porque el casero puede demandar, dejando  en manos de un juez valorar si ha habido causa suficiente o no para llevar a cabo la resolución contractual así como del resultado de las posibles reclamaciones por los daños sufridos.


enviando
 
 
Si desea más información sobre este inmueble llámenos al TEL. 965 125 113 ó bien rellene el siguiente formulario: